BEE MINE

texto de la pieza

Junio 2014

BEE MINE

 

Es un pequeño video que imaginé con Thania y Victor en el ashram en Morelos. Aunque todo suena místico, en realidad la idea de la abejita es muy simple. 

 En medio de mi viaje, sucedió que escuchaba con mucha fuerza el zumbido. Abrí los ojos, frente a mi estaba esta chica tratando de disuadir a una abejita, atrapada en la ventana del lugar… cada vez que abría mis ojos, la descubría en una nueva posición tratando de sacarla del sitio. Las imágenes que vi me parecieron hermosas. Eran algo estilizadas, eran dancísticas, había en ellas una posibilidad de construir un discurso coreográfico y audiovisual… 

Más tarde Thania y yo nos conocimos. Reimos, hablamos… había que rendir al ego -dijimos- y entonces también lloramos. Cuando le platiqué a Myrna de mi idea de convertir esta vivencia en una pieza, le dije que quería que esta abejita hablar de la rendición, del amor. Especulamos, reímos e insinuamos posibles escenarios… 

Otro día, en el cyberespacio, Nash me dijo que quería hacer un video que siguiera el proceso de hacer una videodanza… hoy le dije que si le gustaría hacer este video con la abejita y aceptó. Le dije que sería un proceso de creación in situ… que no había nada construido y que lo haríamos ahí… platicando, compartiendo. Acordamos que Nash tampoco prepararía nada, que llegaría franca a vivir la experiencia y a resolver su documental ahí mismo.

Gisela acaba de terminar la carrera. Es una gran observadora, hemos colaborado ya un par de veces antes, vió =6 de Benito González y entró en pánico… esta experiencia le dará paz y sabrá como se crea desde el corazón.

Victor está explorando su cámara nueva.. decidido a hacer foto, a observa a través de la pantalla. Es mi hermano y estuvo presente cuando todo esto sucedió.

Entonces, las reglas son: 

 1.- no resolver la pieza hasta llegar al lugar

2.- construir codo con codo

3.- ir con el corazón en la mano