LA IMAGEN DE UN CUERPO EN MOVIMIENTO

Formas Breves

Diciembre 2014

La relación de una figura con otra. Con un entorno, un objeto o un paisaje. Pero en rigor, la relación del video con la danza rebasa estas dimensiones, para poner ante todo en escena aquella conexión primaria que funda cualquier encuadre: la de una cámara con un cuerpo. Siguiendo esta premisa, en estas tres videodanzas del mexicano Alfredo Salomón, el gesto se amplifica. Pero no precisamente por la que sería la estrategia más obvia –el plano detalle- sino por la potencia del extrañamiento y la provocación de lo inquietante. De la perseverancia de una acción en BEEmine, de la intermitencia en Drop, de la violencia de la espera en Tensa Calma. En las tres, un cotidiano alterado revela el deseo de un registro por siempre inasible y de un misterio que continúa obsesionando a realizadores, bailarines, coreógrafos y a un sinnúmero de artistas: la imagen (de un cuerpo) en movimiento.

Curaduría: Mariela Cantú